ESTETICOS

La electroestimulación es aplicada con éxito para tratamientos estéticos, ya que la renovación de la circulación sanguínea y del drenaje linfático, con todos los beneficios que derivan hacen de la electroestimulación una ayuda válida para eliminar los problemas estéticos de la celulitis, piel de naranja, adiposis localizada, flacidez, etc.

 

Además la posibilidad de seleccionar con extrema precisión el músculo o el grupo de músculos de tonificar, permite tanto a mujeres como a hombres de modificar el trofismo propio y exclusivamnete en las zonas deseadas, con el fin de dar al cuerpo un aspecto armonioso, liso y duro.

 

Con la electroestimulación es posible hacer trabajar la musculatura. Con equipos especiales vienen emitidos impulsos eléctricos oportunamnete modificados y con diversas frecuencias. La novedad en este campo es la utilización de la onda cuadrada, (utilizadas en los equipos PlatiuMed) así llamada porque a través de un instrumento especial llamado osciloscopio se puede notar que el impulso eléctrico tiene una tendencia cuadrangular.

 

Las investigaciones a nivel mundial han clasificado las ondas cuadradas como una corriente natural porque son muy similares a las corrientes eléctricas producidas de nuestro organismo.

 

Los campos eléctricos inducidos del pasaje de este tipo de onda juegan un benéfico efecto porque trabajan en profundidad, actúan en modo amplio estimulando las fibrillas musculares y las fibras de colágeno de las cuales está constituida la pared de los pequeños vasos. La consecuencia es un aumento del tono vasal que , sumándose a la vasodilatación, aumenta, en una amplia zona la acción del microcírculo favoreciendo notablemente el drenaje de los líquidos estancados. Este tipo de onda tiene además la ventaja de ser absolutamente indolora: se sienten solo sensaciones de contractura y descontractura de la musculatura.

 

La celulitis esta compuesta de agua y grasa que se acumulan en sacos subcutáneos y se convierten en inamovibles; cuando estos sacos se encuentran en contacto con los líquidos, actúan como esponjas y absorben en grandes cantidades hinchándose y formando protuberancias ásperas y flácidas.

 

Las mujeres son todas propensas a esta molestia que puede manifestarse en diversos períodos de la vida y por diversas causas. Los hombres sufren mucho menos, y en todo caso en partes del cuerpo bien localizadas.

 

La celulitis de la cadera, de las piernas y de las rodillas, se desarrolla sólo en las mujeres.

 


LA CELULITIS SE FORMA LENTAMENTE Y EN 4 FASES:

 

Se trata de una pequeña congestión provada de un flujo sanguíneo y linfático excesivo, que dilata los vasos de la región interesada.


El líquido seroso se infiltra dentro de la densa red del tejido conectivo, el agua se fija, se forman pequeños nódulos aislados, a menudo dolorosos y perceptibles al tacto.


Se fijan los nódulos.


Si ningún tratamiento ha detenido esta progresiva evolución, el tejido conectivo ha perdido su natural elasticidad; está endurecido, presenta nodos. La celulitis se ha definitivamente fijado.


CAUSAS:

La celulitis no es nunca determinada de una sola causa, sino que de muchas y es a veces imposible examinarlas separadamente.


Hay incluso de las personas que por constitución o por un factor hereditario, presentan el terreno favorable a la formación de esta desagradable inflamación.


De estas citamos algunas:

quienes sufren de artritis – disturbos hormonales – disfunciones ováricas – disfunciones al hígado – mal funcionamiento intestinal – mala oxigenación – tensión – hábitos alimenticios equivocados (condimentos, alcohol, café, tè, etc….) – insuficiente aporte de agua en el físico – vida sedentaria – mala circulación – estitiquez – y no menos, las secuelas de fracturas – distorsiones – contusiones.


En conclusión, la celulitis de hecho no es más que un depósito de deshechos y reacciones químicas.


Con la electroestimulación, los resultados de conseguir pueden, además, ser mejor logrados con el empleo de diversas frecuencias impulsivas, relacionadas a distintos tiempos de tratamiento.


Los programas de celulitis, utilizados en los equipos de PlatiuMed, trabajan en 4 fases.


Una primera fase, con la utilización de una cierta frecuencia, deberá servir a movilizar los líquidos estancados; una segunda fase, caracterizada de otro tipo de frecuencia, generará una estimulación total durante la cual se va a contraer simultáneamente toda la musculatura para obtener el efecto reductivo de la grasa y de la celulitis; una tercera y última fase,
dicha de estimulación drenante, más breve y marcada de frecuencias impulsivas más rápidas, transportará todas las sustancias de deshecho a través de las normales vías excretoras (círculo venoso y linfático) para su expulsión: en efecto, la primera y más evidente reacción al tratamiento es un fuerte aumento de la diuresis.

 

Con el drenaje linfático de nuestros equipos se obtienen diversos efectos benéficos: primero, gracias al alejamiento de las sustancias nocivas, los tejidos resultan más “esbeltos”, menos “inflamados”; en efecto cuando por algún motivo la circulación linfática disminuye, los materiales de deshecho se acumulan creando hinchazones y malestares difusos. Además, ya que la mayor parte de las escorias eliminadas es ácida, disminuye la acidez que es una de las mayores causas del sufrimiento celular. Por último este tratamiento determina también una mejor oxigenación local, porque moviliza también aquellos llamados capilares secundarios que normalmente no vienen utilizados.

 

Con el programa de electrolipólisis, la corriente actúa en los tejidos movilizando los líquidos estancados y favoreciendo la eliminación a través de las vías de evacuación (riñones, vejiga). El efecto más evidente del tratamiento electrolipolítico es  la reducción de volumen de las zonas tratadas verificables visualmente con la medición ya después de las primeras sesiones; a veces es necesario algunas sesiones de más para evidenciar el resultado. La reducción de volumen está ligada a la lisis de los adipositos, evidenciables también a los exámenes histológicos, pero también a la eliminación de líquidos a través de los riñones; el aumento de la diuresis es inmediato y se manifiesta a menudo como una necesidad irrefrenable, ya al final de la sesión.

 

La electrotonificación rostro-lifting puede ser practicada sin temor: no hay que temer un desarrollo excesivo de los músculos, o un aumento de las arrugas: al contrario, haciendo trabajar los músculos faciales que están apenas debajo de la epidermis, junto a la piel se tonifica y se refuerza toda la estructura conectiva del rostro; de consecuencia incluso las arrugas se atenúan visiblemente. Llevar a cabo la electro tonificación del rostro, favorece también la circulación sanguínea, regalando un colorido rosáceo y sano. A quién no le gustaría  quitarle algunos años al rostro sin colágeno ni cirugía, haciendo todo  sólo con un esfuerzo de pocos minutos al día?.


Cabeza y cuello poseen en conjunto 57 músculos faciales, algunos de los cuales raramente trabajan: con el paso de los años, esta falta de uso, unida a la fuerza de gravedad, hace que se alarguen y tiendan a relajarse, provocando la pérdida de tonicidad de la piel y la aparición de las arrugas. La electro tonificación, devuelve fuerza y tonicidad a estos músculos, da un beneficio general que se refleja en todo el rostro. Un rostro tónico en efecto tiene un aspecto más joven y “lleno”.

 

Algunos programas que ayudan con la firmeza  de ciertas partes de nuestro cuerpo difíciles de endurecer con la normal imnasia (por ejemplo interno del muslo y /o vientre). También la piel después de la serie de tratamientos, con nuestros equipos, resultará mejorada porque será más elástica, y todo el organismo se beneficiará de una mejor circulación sanguínea.


Av. Providencia 2251 of 156
Providencia | Santiago – Chile
Tel: (02) 23341967
info@platiumed.cl

Certificados de calidad

 

© todos los derechos reservados 2013